Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Fomento pone en marcha el plan de desvío voluntario a autopistas de peaje con retraso

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) acudió ayer 7 de julio a la presentación que ha hecho el Ministerio de Fomento del denominado Plan de Desvío Voluntario a las autopistas de peaje, que ha entrado hoy en vigor -con una semana de retraso sobre la fecha prevista- una vez que ayer se publicaron en el BOE los Reales Decretos que lo regulan.

Cabe señalar que aunque la CETM valora positivamente tanto el carácter voluntario de este plan – en contra de lo planteado por el Gobierno en primera instancia- como los ahorros de costes que genera a las empresas de transporte que lo utilicen, la patronal deja claro que dicho plan no cumple con las expectativas ni los planteamientos defendidos por la Confederación el tiempo que ha durado la negociación.

En primer lugar, no parece de recibo la reducción de 16 tramos de autopistas y 1.360 kilómetros a los, tan solo, seis tramos y 318 kilómetros, que el Gobierno ha aprobado finalmente de manera unilateral.

Igualmente, los descuentos establecidos son inferiores en cuatro de los seis tramos al 50% acordado con el sector del transporte, y además no se acumularán a otros descuentos que puedan tener los transportistas por el uso frecuente de las autopistas de peaje tal y como se había pactado en primera instancia.

Consecuentemente, es previsible que la efectividad de este Plan no sea la deseada por el sector del transporte de mercancías por carretera.

La prueba piloto se realizará en seis tramos de carretera, con una longitud total de 318 kilómetros, y se calcula que podrá beneficiar a más de 1,3 millones de vehículos pesados.

Para poder acogerse a las bonificaciones los vehículos deben disponer de dispositivo de telepeaje. Los cálculos realizados por el Ministerio de Fomento estiman que el ahorro de costes de los desvíos alternativos podría alcanzar alrededor de 53.000 euros diarios, lo que representa más de 7,4 millones de euros para la prueba piloto que se prolongará durante cinco meses.

Los tramos en los que comenzará a aplicarse este plan son los siguientes: Villalba‐Villacastín, Dos Hermanas‐Jerez Norte, Lleida‐Montblanc, Rubena‐Armiñón, Puxeiros‐Porriño y León‐Campomanes. Todos ellos serán adecuadamente señalizados en el comienzo y final del tramo.

Tramos y ahorros

Tramo de autopista de la AP-6 Villalba-Villacastín. Se podrán beneficiar de esta medida unos 175.000 vehículos. El ahorro de coste estimado por el Ministerio de Fomento para este tramo es de 1,14 euros por vehículo y recorrido. Los transportistas que tomen la alternativa de pago se ahorrarán 17 minutos de conducción con respecto a los 62 minutos estimados para el recorrido por la carretera N-IV.

Tramo de autopista de la AP-1 entre Rubena y Armiñón. Se podrán beneficiar de esta medida unos 475.000 vehículos. El ahorro de coste estimado por el Ministerio de Fomento para este tramo es de 9,46 euros por vehículo y recorrido. Los transportistas que tomen la alternativa de pago se ahorrarán 10 minutos de conducción con respecto a los 54 minutos estimados para el recorrido por la carretera N-I.

Tramo alternativo de la AP-66 entre León y Campomanes. Podrán beneficiarse en torno a 47.000 vehículos pesados. El ahorro de coste estimado por el Ministerio de Fomento para este tramo es de 9,46 euros por vehículo y recorrido. Los transportistas que tomen la alternativa de pago se ahorrarán 22 minutos de conducción con respecto a los 59 minutos estimados para el recorrido por la carretera N-630.

Tramo de carretera Puxeiros-Porriño de la AP-9. Se calcula que podrá beneficiar a más de 278.000 vehículos pesados. El ahorro de coste estimado por el Ministerio de Fomento para este tramo es de 2,26 euros por vehículo y recorrido. Los transportistas que tomen la alternativa de pago se ahorrarán 6 minutos de conducción con respecto a los 13 minutos estimados para el recorrido por la carretera A-55.

Tramo Dos Hermanas-Jerez Norte de la AP-4. Se calcula que podrá beneficiar a más de 214.000 vehículos pesados. El ahorro de coste estimado por el Ministerio de Fomento para este tramo es de 7,09 euros por vehículo y recorrido. Los transportistas que tomen la alternativa de pago se ahorrarán 8 minutos de conducción con respecto a los 54 minutos estimados para el recorrido por la carretera N-IV.

Tramo de carretera Lleida-Montblanc de la AP-2. Se calcula que podrá beneficiar a más de 145.000 vehículos pesados. El ahorro de coste estimado por el Ministerio de Fomento para este tramo es de 5,85 euros por vehículo y recorrido. Los transportistas que tomen la alternativa de pago se ahorrarán 16 minutos de conducción con respecto a los 43 minutos estimados para el recorrido por la carretera N-240.

, , ,