Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Tráfico inicia una campaña de control del transporte escolar que se prolongará hasta el 20 de enero

La jefatura provincial de Tráfico ha iniciado esta semana una nueva campaña de vigilancia del transporte escolar que se prolongará hasta el próximo día 20 y que se centrará, fundamentalmente, en autorizaciones, documentos, condiciones técnicas, elementos de seguridad, cinturones y sistemas de retención infantil de los vehículos y en los permisos de conducción, tiempos de conducción y descanso de los conductores, tanto en vías urbanas como en vías convencionales.

En este tipo de campañas, garantizar la seguridad de los más pequeños es la prioridad, y las estadísticas confirman que se trata de un sector seguro. Así, en el año 2016 no se registró en la Región de Murcia ningún accidente con víctimas en las que estuviera implicado un autobús. “Aun así es importante extremar la vigilancia, pues el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo o justo en los instantes inmediatos, y en muchos casos se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los padres”, explica Virginia Jerez, jefa provincial de Tráfico.

Durante el curso escolar, casi medio millón de alumnos, a nivel nacional, utilizan a diario un autobús escolar. Según el Observatorio del Transporte de Pasajeros por Carretera, estos autobuses desplazan más de 280 millones de pasajeros al año.

Las tasas de accidentalidad en España son mínimas, y, por ejemplo, en los años 2014 y 2015 no se ha producido ninguna víctima mortal en usuarios de este tipo de vehículos. Y es que, cerca de 17.000 autobuses (alrededor de un 40% de toda la flota privada) realizan servicios de transporte escolar, y desde octubre de 2007 se deniega la matriculación a cualquier autobús que no lleve instalados los sistemas de retención. Un menor sin ningún tipo de retención multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales. Nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales, podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivo.

En esta campaña se va a prestar especial atención al uso del cinturón de seguridad en aquellos autobuses que lo tengan instalado. En concreto, más del 60% de los autocares que realizan transporte escolar llevan instalados, a fecha de hoy, cinturones de seguridad. Se trata de un dispositivo muy útil en cualquier trayecto, corto o largo, en vía urbana o interurbana. “En el transporte escolar, el cinturón de seguridad es vida”, indica la jefa provincial.

Un total de 220 Agentes de la Guardia Civil de Tráfico, pertenecientes al Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia, controlarán en vías interurbanas en torno a unos 100 autobuses dedicados al transporte escolar y menores.

Además, los cuerpos de Policía Local de los ayuntamientos de Abarán, Alcantarilla, Alguazas, Alhama de Murcia, Beniel, Bullas, Calasparra, Cehegín, Jumilla, La Unión, Molina de Segura, Puerto Lumbreras, San Javier, Santomera y Torre Pacheco efectuarán los controles en las vías urbanas de su competencia.