Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Los camiones deberán regresar al país de origen al menos una vez al mes

El pasado 10 de enero, entre fuertes protestas a las puertas del Parlamento Europeo convocadas por asociaciones de transportistas de Rumania y Bulgaria, la Comisión de Transportes y Turismo (TRAN) del Parlamento Europeo (PE) se ha reunido para debatir y votar su posición común sobre diferentes aspectos del Primer Paquete de Movilidad.

Antes de la votación, los ministros de transporte de Polonia, Bulgaria, Hungría y Lituania pidieron a los eurodiputados (y a la Comisión) que eliminen las barreras para los conductores que cruzan la UE, o en sus propias palabras para “detener el proteccionismo”. Los cuatro estaban en Bruselas para presionar contra la posición acordada por el Consejo en diciembre. En una declaración conjunta, los ministros se oponen a obligar a los camiones a regresar a su país de origen cada cuatro semanas y la prohibición de tomar períodos de descanso semanales en los vehículos. Esas cosas, aprobadas por el Consejo, “conducirían a la fragmentación del mercado de la UE”, argumentaron los ministros. Países como Francia, Alemania y Austria quieren que los empresarios cumplan con las condiciones laborales locales.

Dentro de la sala, se encontraban diversos representantes de sindicatos de Francia y Alemania ataviados con chalecos amarillos y banderolas.

Respecto a los diferentes aspectos del Primer Paquete de Movilidad cabe recordar que, con anterioridad, la Comisión TRAN alcanzó en su seno una posición común de consenso, pero esta fue posteriormente rechazada por el pleno del PE el pasado mes de julio.

En un nuevo intento de alcanzar una posición común de consenso, la Comisión TRAN ha votado rechazando las posiciones que se habían negociado previamente en dos de tres iniciativas legislativas del Paquete de Movilidad. En concreto:

• Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica la Directiva 2006/22/CE en lo relativo a los requisitos de control del cumplimiento y se fijan normas específicas con respecto a la Directiva 96/71/CE y la Directiva 2014/67/UE para el desplazamiento de los conductores en el sector del transporte por carretera (Informe Kyllonen): todas las enmiendas negociadas han sido rechazadas.

• Propuesta de Reglamento que modifica el Reglamento (CE) n.º 561/2006 en lo que se refiere a los requisitos mínimos sobre los tiempos de conducción máximos diarios y semanales, las pausas mínimas y los períodos de descanso diarios y semanales, y el Reglamento (UE) n.º 165/2014 en lo que se refiere al posicionamiento mediante tacógrafos (Informe Van de Camp): todas las enmiendas negociadas han sido rechazadas.

• Propuesta de Reglamento que modifica el Reglamento (CE) n.º 1071/2009 y el Reglamento (CE) n.º 1072/2009 con el fin de adaptarlos a la evolución (requisitos de acceso al mercado y a la profesión) (Informe Ertug) : el documento de enmiendas propuesta por el Ponente ha sido aceptado en su totalidad. Los principales puntos adoptados han sido los siguientes:

  • Los vehículos deben regresar a su Estado Miembro de establecimiento al menos una vez cada cuatro semanas.
  • Las operaciones de cabotaje se limitan a un máximo de tres días, permitiendo un número ilimitado de operaciones en este periodo de tiempo.
  • La pérdida de la honorabilidad por infracciones relacionadas con la regulación del cabotaje.
  • Tras las operaciones de cabotaje, los transportistas no podrán llevar a cabo operaciones de cabotaje en el mismo Estado Miembro en un plazo de 60 horas desde el retorno del transportista a su Estado Miembro de establecimiento, y hasta que se haya efectuado una operación de transporte internacional con origen en el Estado Miembro de establecimiento.

Tras haber sido votada favorablemente únicamente una iniciativa legislativa, y dado que los otros dos informes han sido rechazados se espera que la semana que viene en Estrasburgo haya una reunión de coordinadores para decidir cómo se va continuar con esta situación.

Aunque la realidad es que, visto la falta de apoyo para los otros dos archivos y el nivel de tensión y crispación que hay en torno a estas propuestas se tenga que retrasar el calendario previsto para llevar los documentos a la sesión plenaria. A esto hay que sumar el hecho de que las negociaciones interinstitucionales serán de una gran complejidad, con lo que es previsible que se necesiten bastantes rondas de negociación para alcanzar un acuerdo, y dado que las elecciones europeas son a finales de mayo, existe una clara posibilidad que el proceso no esté acabado para esta fecha.

Fuente CETM

, ,