Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Los autobuses escolares tendrán problemas para comprar combustible y pagar las nóminas en una semana

Desde Froet avisamos que los impagos de la Consejería dejarán a las empresas de transporte escolar sin poder prestar el servicio abocándolas al cierre

 

Las empresas de autobuses de la Región de Murcia atraviesan en la actualidad una situación dramática debido al retraso en los abonos de las liquidaciones correspondientes al curso pasado 2019-2020.

Calculamos que, en apenas una semana, una parte de las empresas comenzará a tener problemas para comprar combustible y pagar las nóminas de los trabajadores, situación que irá extendiéndose en cascada al resto de compañías, que se verán abocadas a no poder prestar el servicio de autobús escolar.

Por ello, hacemos un llamamiento deseperado a la Consejería de Educación y Cultura para que solvente la situación de forma urgente.

Hace dos semanas trasladamos a la Consejería este problema y nos comunicaron que los pagos comenzarían en un par de días, ya que contaban con los fondos para hacer frente a las facturas. Sin embargo, hasta la fecha el abono no se ha producido.

La situación es tan terrible que algunas empresas están teniendo que recurrir a los préstamos para poder adquirir el combustible y ven un horizonte muy negro si la situación no se desbloquea.

Estamos en un punto en el que vemos peligrar muy seriamente poder prestar el servicio porque no vamos a poner ni arrancar los autobuses.

Desde FROET advertimos que, debido a la imposibilidad de prestar otros servicios de transportes de viajeros por las restricciones derivadas de la crisis sanitaria por la Covid-19, esta situación conllevará al cierre de empresas, destruyéndose numerosos puestos de trabajo y el tejido productivo de la Región de Murcia.

 

MÁS COSTES POR LA COVID-19

Las empresas de transporte escolar se encuentran al límite y han hecho un tremendo esfuerzo para que el inicio del curso escolar comenzara con normalidad, con el fin de que los alumnos tuvieran una ‘Vuelta al Cole’ con todas las garantías de seguridad.

El cumplimiento con el aforo establecido del 50% en cada autocar dentro de las medidas anti-Covid ha llevado a tener que realizar dobles expediciones y desdoblamientos en las líneas inicialmente establecidas, lo que acarrea un importante incremento de costes, tanto en personal como en combustible y medidas higiénico-sanitarias.

Sin embargo, la Consejería de Educación y Cultura no abonará los refuerzos de líneas del presente curso escolar hasta julio de 2021. Así, se produce la situación ‘kafkiana’ de que las empresas están financiando por adelantado a la Administración el propio servicio que ya le están prestando, agravando todavía más la situación que vienen arrastrando desde que en marzo se decretara el estado de alarma y los autocares tuvieran que quedarse encerrados en las cocheras.

Desde FROET consideramos que el sector del transporte escolar no puede estar sometido a los vaivenes de la Administración y recuerda que se trata de un servicio público que está calendado y se puede trabajar con una previsión.

Somos conscientes de que la excepcionalidad de la situación puede llevar a tener que efectuar cambios o reorganizar rutas, pero siempre hemos tenido la mano tendido para trabajar conjuntamente.

Confiamos en que el Gobierno regional sea sensible a nuestras demandas y desatasque la situación en breves fechas.

,