Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Nuevas medidas complementarias de apoyo económico y al empleo

El Boletín Oficial del Estado publicó el pasado miércoles 22 de abril, el Real Decreto-ley 15/2020 de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo que tiene como objetivo responder a las necesidades de apoyo reforzado derivadas de la prolongación de esta situación excepcional, seguir protegiendo y dando soporte al tejido productivo y social, minimizar el impacto y facilitar que la actividad económica se recupere en cuanto empiece a remitir esta situación de emergencia de salud pública

En este nuevo Real Decreto-ley encontramos medidas para reducir los costes operativos de PYMES y autónomos, para reforzar la financiación empresarial, fiscal, para facilitar el ajuste de la economía y proteger el empleo y de protección a los ciudadanos, entre las que destacamos las siguientes:

 

Medidas fiscales:

1. Impuesto de Sociedades: se permite, para los períodos impositivos iniciados a partir de 1 de enero de 2020 y con efectos exclusivos para dicho período, que los contribuyentes cuyo volumen de operaciones no haya superado la cantidad de 600.000 euros ejerzan la opción por realizar los pagos fraccionados, sobre la parte de la base imponible del período de los 3, 9 u 11 primeros meses, mediante la presentación dentro del plazo ampliado (hasta el 20 de mayo para declaraciones cuyo plazo de presentación vencía el 15 o 20 de abril) por el Real Decreto-ley 14/2020 del pago fraccionado determinado por aplicación de la citada modalidad de base imponible.

Los contribuyentes que no hayan podido ejercer la opción anterior y cuyo importe neto de la cifra de negocios no sea superior a 6.000.000 de euros pueden realizar el plazo del pago fraccionado en los 20 primeros días del mes de octubre de 2020, determinado, igualmente, por aplicación de la citada modalidad de base imponible. Esta medida no será de aplicación para los grupos fiscales que apliquen el régimen especial de consolidación fiscal (Ley 27/2014).

 

2. Estimación objetiva e IVA. Limitación de los efectos temporales de la renuncia tácita al método de estimación objetiva en el ejercicio 2020.

Se adaptan, de forma proporcional al periodo temporal afectado por la declaración del estado de alarma en las actividades económicas, el cálculo de los pagos fraccionados en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el ingreso a cuenta del régimen simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido.

 

Para flexibilizar el régimen de pymes y autónomos, se elimina la vinculación obligatoria que durante tres años se establece legalmente para la renuncia al método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, de manera que los contribuyentes puedan volver a aplicar dicho método en el ejercicio 2021, siempre que cumplan los requisitos normativos para su aplicación.

 

Además, se extiende hasta el 30 de mayo la vigencia temporal de las medidas tributarias contenidas en los Reales Decretos-leyes 8/2020 y 11/2020, que tenían como límite temporal los días 20 y 30 de abril de 2020. La extensión se aplicará a las Administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales.

 

3. Aplazamiento deudas tributarias. Finalmente y en relación con la flexibilización en materia de aplazamiento de deudas tributarias por seis meses, se arbitra la posibilidad de supeditar el pago de las deudas tributarias a la obtención de la financiación a que se refiere el Real Decreto-Ley 8/2020.

 

 

Medidas laborales

 

1. ERTES parciales. En primer lugar, se modifica el artículo 22 del real decreto-ley 8/2020 para permitir que el supuesto de ERTE por fuerza mayor pueda ser parcial y no extenderse a toda la plantilla, por lo que las empresas que desarrollan actividades consideradas esenciales durante esta crisis pueden acogerse a esta posibilidad para la plantilla no afectada por las actividades esenciales que se han venido prestando.

También se refuerza la protección de las trabajadoras y los trabajadores fijos-discontinuos, ampliando la cobertura a aquellas personas trabajadoras que no hayan podido reincorporarse a su actividad en las fechas previstas, como consecuencia del COVID-19 y que, o bien disponiendo de periodos de ocupación cotizada suficiente, no cumplen el requisito de situación legal de desempleo, o bien no pueden acceder a la prestación por desempleo por carecer del periodo de cotización necesario para acceder a dicha prestación.

 

2. Inspección de trabajo. Quedan suspendidos los plazos de actuaciones y de prescripción.

– El periodo de vigencia del estado de alarma así como sus posibles prórrogas, no computarán a efectos de los plazos de duración de las actuaciones comprobatorias de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

– Durante el periodo de vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas, quedan suspendidos los plazos de prescripción de las acciones para exigir responsabilidades en lo que se refiere al cumplimiento de la normativa de orden social y de Seguridad Social.

– Todos los plazos relativos a los procedimientos regulados en el Reglamento general sobre procedimientos para la imposición de sanciones por infracciones de orden social y para los expedientes liquidatorios de cuotas de la Seguridad Social, aprobado por Real Decreto 928/1998, de 14 de mayo, están afectados por la suspensión de plazos administrativos prevista en la disposición adicional tercera del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.

 

3. Se prorroga el teletrabajo. Por último, se prorroga dos meses el carácter preferente del trabajo a distancia, así como el derecho de adaptación del horario y reducción de la jornada.

, ,