Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

El 6G revolucionará la comunicación entre vehículos con velocidades de transmisión sin precedentes

Investigadores y expertos de todo el mundo están inmersos en el desarrollo de la próxima generación de comunicaciones móviles, conocida como 6G, que se espera esté disponible alrededor de 2030. Esta tecnología promete ofrecer velocidades de transmisión de datos excepcionales y fusionar la comunicación con la monitorización del entorno en tiempo real, especialmente en la industria de la automoción.

A medida que los operadores implementan las redes 5G para aplicaciones en vehículos inteligentes y conectados, los esfuerzos investigadores se centran en el 6G, que promete velocidades de datos nunca vistas, una menor latencia y mayor seguridad. En Estados Unidos, China y Europa, la actividad en este campo ya es intensa, según Andreas Müller, responsable de proyectos 6G en Bosch.

A diferencia del 5G, el 6G no se limitará a la superficie terrestre; por primera vez, los satélites, tanto en órbita geoestacionaria como en órbita terrestre baja, formarán parte integral de la red. La inteligencia artificial (IA) también desempeñará un papel crucial, optimizando el rendimiento de la red y adaptándola a las condiciones cambiantes.

La utilización de frecuencias más altas, en la gama de terahercios, será fundamental para alcanzar velocidades de transmisión de hasta un terabit por segundo. Esto requerirá el uso de materiales avanzados y tecnologías de ensamblaje innovadoras.

En el ámbito de la automoción, el 6G permitirá a los vehículos intercambiar datos entre sí y utilizar las mismas frecuencias para comunicaciones y radar. Bosch está liderando el proyecto «6G-ICAS4Mobility» para integrar de manera más estrecha la comunicación y el radar, mejorando así la coordinación entre vehículos en movimiento para una percepción más precisa del entorno, aumentando la seguridad vial y la eficiencia del tráfico.

Aunque se espera que las primeras implementaciones del 6G comiencen a finales de la década, el desarrollo continuará, y se vislumbra el potencial de futuras tecnologías como la cuántica y blockchain en generaciones posteriores.

Según los expertos, las redes 7G ofrecerán estándares de recopilación de datos y comunicación que impulsarán mejoras masivas en análisis de datos, desarrollo de la Inteligencia Artificial General y capacidades de procesamiento a través de computación de alto rendimiento y cuántica.

, ,