Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

La Comisión Europea dibuja el peor escenario para el transporte ante un Brexit sin acuerdo

La Comisión Europea ha publicado una nota de prensa “Preparación ante el Brexit: la Comisión intensifica su comunicación con las empresas de la UE para la preparación aduanera en caso de falta de acuerdo”, en la que dibuja el peor escenario posible en un supuesto de BREXIT duro o sin acuerdo. 

Esto significa que, salvo que un acuerdo de retirada fije otra fecha, todo el Derecho primario y el Derecho derivado de la Unión dejará de aplicarse al Reino Unido a partir del 30 de marzo de 2019. Desde ese momento, el Reino Unido pasará a ser un «tercer país».

La Comisión ha publicado una serie de comunicaciones, disponibles en español, en materia de transporte por carretera, que tienen por objeto informar mejor a las partes interesadas y a los viajeros sobre las consecuencias que podría tener en nuestra actividad aspectos tales como los procedimientos la vigencia de certificados y licencias o las normas de origen preferenciales y las licencias de importación y exportación.

Estas son las consecuencias jurídicas, en materia de transporte por carretera que se deben tener en cuenta cuando el Reino Unido pase a ser un tercer país.

 

CERTIFICADOS Y LICENCIAS

A partir de la fecha de retirada, dejarán de ser validos en los 27 países de la UE, los siguientes documentos y certificados expedidos en el Reino Unido:

  • Certificado de competencia profesional.
  • Certificado de aptitud profesional para conductores (CAP).
  • Permiso de conducción: los permisos de conducción expedidos por el Reino Unido dejarán de ser reconocidos por los Estados.

Certificado de conductor para conductores de terceros países. Los conductores del Reino Unido deberán poseer un certificado de conductor de terceros países al transitar por la UE-27.

ACCESO A LA PROFESIÓN / AL MERCADO

Las empresas que ejerzan la profesión de transportista por carretera en la Unión deberán tener un establecimiento efectivo y fijo en un Estado miembro de la Unión. A partir de la fecha de retirada, las empresas que tengan su establecimiento en el Reino Unido dejarán de cumplir dicho requisito.

Gestor del transporte

Las empresas establecidas en la Unión que solo tengan un gestor de transporte residente en el Reino Unido dejarán de poder ejercer la profesión de transportista por carretera en la UE-27.

Licencia Comunitaria (Mercancías y Viajeros)

A partir de la fecha de retirada, las licencias comunitarias expedidas por las autoridades competentes del Reino Unido dejarán de ser válidas en la UE-27. Los transportistas establecidos en el Reino Unido dejarán de tener acceso al mercado interior del transporte de mercancías por carretera de la Unión.

Sin embargo, el sistema de cuotas multilateral gestionado por la Conferencia Europea de Ministros de Transporte (actualmente Foro Internacional del Transporte) sería aplicable en ese caso.

Servicios regulares internacionales de transporte de viajeros.

A partir de la fecha de retirada, las autorizaciones que se refieran al Reino Unido (para recoger o depositar viajeros) dejarán de ser válidas en la UE-27.

 

ASPECTOS INTERNACIONALES

Convenio Interbus y ASOR

A partir de la fecha de retirada, el Reino Unido dejará de estar en el ámbito de aplicación del Convenio Interbus sobre el transporte discrecional internacional de los viajeros en autocar y autobús, así como del Acuerdo ASOR de 1982, muy parecido, y del Acuerdo entre la Comunidad Europea y la Confederación Suiza sobre el transporte de mercancías y de viajeros por ferrocarril y por carretera.

La preparación para la retirada no incumbe únicamente a las autoridades nacionales y de la Unión, sino también a las partes privadas.

, ,