Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

La Unión Europea aprueba el Reglamento Euro 7 de emisiones de vehículos

La Unión Europea ha promulgado el Reglamento (UE) 2024/1257, conocido como Euro 7, que establece estrictas normas sobre las emisiones y la durabilidad de los vehículos de motor. Publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea, este reglamento se enfoca en reducir las emisiones de escape y otros tipos de contaminación derivados de los vehículos en las carreteras europeas.

Normas más estrictas para emisiones y durabilidad

El Reglamento Euro 7 abarca una variedad de áreas clave, incluidas las emisiones de escape, las partículas de frenos y neumáticos, y la durabilidad de las baterías. Para automóviles y furgonetas, se mantienen los estándares actuales de emisiones Euro 6, pero se introducen requisitos más rigurosos para las partículas sólidas. En cambio, para autobuses y camiones pesados, se imponen límites más estrictos para diversos contaminantes, como el óxido nitroso (N₂O), que antes no estaban regulados.

Innovación en vehículos eléctricos

Una de las novedades del Reglamento Euro 7 es la introducción de límites específicos para las emisiones de partículas durante el frenado, especialmente para vehículos eléctricos. Esto refleja el compromiso de la UE con la transición hacia tecnologías más limpias y eficientes.

Objetivos de reducción futuros

Este nuevo reglamento se alinea con el objetivo ambicioso establecido en el Reglamento (UE) 2023/851, que busca eliminar completamente los turismos y furgonetas de combustión interna del mercado europeo para 2035. Aunque estos vehículos seguirán estando disponibles después de esa fecha, se espera que las normativas Euro 7 cubran las emisiones hasta entonces.

Preparándose para un futuro más limpio

A medida que la industria se adapta a estos cambios regulatorios, se anticipa una transición hacia vehículos más limpios y eficientes. Las normas Euro 7 servirán como un paso fundamental hacia un transporte más sostenible en la Unión Europea, promoviendo la innovación y la adopción de tecnologías que contribuyan a la reducción de la huella ambiental de los vehículos en las carreteras europeas.